domingo, 15 de julio de 2007

HIJOS MUY CERCANOS AL HIJO DE DIOS Y AMOR VERDADERO

Trascurría la Semana Santa entre luces y sombras hasta que llegó la Santa Madrugá y con ella la sublime contemplación de la perfecta figura, la renovada juventud y al mismo tiempo eterna presencia del Señor de Sevilla. En cada una de sus llagas se veían reflejados cada uno de los cofrades predilectos de Sevilla que este último año hicieron su último viaje para reencontrarse con Él cara a cara en el Cielo. Lloraban desde arriba por no estar en las calles de Sevilla en su Semana Santa y junto a Él. Al verlo pasar desde ese balcón de privilegio donde se asoman los buenos, el llanto cesó y en sus caras sevillanas se adivinaron las plegarias más hermosas que nunca se rezaron en la Gloria de los Cielos. El sueño eterno de los justos que durmieron en la esperanza del pronto reencuentro con el Dios justo se prolongó a las calles de Sevilla que rebozaron júbilo y sintieron en la profundidad de sus entrañas la certeza del incuestionable axioma proclamación de fe de los cofrades sevillanos “en verdad que este hombre que carga la tosca cruz de nuestros pecados es el Hijo de Dios y el Amor Verdadero”.

5 comentarios:

el aguaó dijo...

Magnífico amigo mío. Siento haber llegado tarde a tu lectura, pero he disfrutado este año de unas suculentas vacaciones.

No tardes tanto en volver.

Un fuerte abrazo.

Sólo de corneta en San Julián dijo...

A este grupo de buenos cofrades sevillanos hace pocas fechas se unió el grande de Pepín Tristán. Dios sabe mejor que nadie rodearse de los mejores hombres que viven, sienten y mueren por esta pasión indescriptible que hace más grande a nuestra inmortalizada a lo largo de los siglos Ciudad de Sevilla.

el aguaó dijo...

Feliz Navidad querido Jordi. Que todos tus deseos se cumplan y disfrutes de una Nochebuena cargada de buenos momentos y rodeado de tus seres queridos.

Un fortísimo abrazo.

el aguaó dijo...

No dejaré de recordar, una y otra vez, cada vez que consulto los blogs que tengo en mi lista de favoritos, como fuiste el primer blog en el que me atreví a dejarte un comentario. Contigo perdí esa timidez de la que uno se debe desprender cuando embarca en esta empresa de Internet.

Amigo Jordi, te considero una de las mejores personas que he conocido en este 2007 que expira hoy. Tengo que darte las gracias por tus comentarios y por tu motivación. Gracias por tus escritos. Por tus textos. Por tus reflexiones en voz alta que consiguen emocionarme. Gracias por enseñarme el valor de esas pequeñas cosas, de esos detalles sutiles.

Gracias por todo querido amigo.

Espero que en este 2008 te animes y escribas más, que te vea más por mi humilde rincón y que dejes volar tu imaginación y nos regales esas joyas literarias que tu genialidad nos ofrece.

Sin más, te deseo a ti y a tu familia, un Feliz Año Nuevo y Próspero 2008, en el que se cumplan tus sueños y deseos.

Un fuerte abrazo.

el aguaó dijo...

Que te traigan muchas cositas los Reyes Magos querido amigo. Si yo estoy nervioso, no quiero pensar como estará tu hija.

Un fortísimo abrazo.