sábado, 10 de febrero de 2007

Vivencias de Cofrade

La Semana Santa de Sevilla es una armoniosa sucesión de olores, sabores, sonidos e imágenes de inigualable belleza, que desde hace siglos han enamorado a unas gentes, que cada año ven repetir un mismo ritual de Pasión, Muerte y Resurrección. Unas calles que retroceden dos mil años en su Historia. La Semana Santa de Sevilla, siempre la misma, siempre distinta. En cualquier calle, rincón o plaza aparece de repente como saeta voladora que desde el Cielo encuentra reposo en su vuelo para tocar con su vara de encanto y obrar el milagro. El ritmo de la Ciudad se acelera, un sordo murmullo invade el ambiente, se presagia el gran momento. Se van quemando fechas en el calendario y pronto volveremos a vivir el júbilo indescriptible de un nuevo Domingo de Ramos y así poco a poco pasará por delante de nuestras vidas una nueva Semana Santa. Queridos cofrades como continuación a las instantáneas Cuaresmales nos agradaría que diéseis respuesta a las siguientes cuestiones: ¿Qué recuerdos de pasadas semanas santas tenéis en estos días?, ¿Qué esperáis de la inminente próxima Semana Santa?, ¿Mantenéis la ilusión de aquellos niños que de la mano de sus padres tenían su primer encuentro con las cofradías en la calle?.

7 comentarios:

el aguaó dijo...

Querido Jordi. Se me han erizado los pelos del cogote gracias al artículo "¡Dios mío, contigo nada me falta!", porque con tu magnífico don de palabra y tu destreza descriptiva, consigues que eso que se llaman recuerdos se entrelacen con el poder de la memoria y me traiga momentos inolvidables con cada línea que leo, que no son solo palabras, también escucho el rachear y huelo el aroma a incienso y esparto. Magnífico.

Lo primordial y básico que espero de esta nueva Semana Santa que llega es ¡¡que haga buen tiempo!!, a ser posible un espléndido sol que se extienda desde el Viernes de Dolores hasta el Domigo de Resurrección, para que todos podamos disfrutar sin problemas. A partir de ahí, todo llega por su propio pie, aunque ello no quita que espere con ansia cada momento.
Yo siempre he dicho que si tuviera que elegir que fecha del año me gusta más, esa es la Semana Santa, que espero siempre con mucha ilusión. Y como bien has dicho, lo hago como si fuera todavía ese niño, y que no en vano, suele aparecer con mucha frecuencia en esa Semana. La ilusión la vivo desde que aparece la primera flor de azahar y se embriaga Sevilla con ese perfume que solo ella gasta, o la primera parihuela envuelta en lona al fondo de cualquier iglesia. Esa ilusión es la que hace que el Sábado Santo te quedes con ganas de más cuando se cierran las puertas de la Soledad... y es que como bien has dicho: "La Semana Santa se repite todos los años, pero de diferente manera".

antonio dijo...

Mi hermandad ha realizado un sello conmemorativo del L aniversario de la virgen. Si quieres uno mandame tus datos a mi correo. Solo cuesta 1,50€.

leo15_rbb@hotmail.com

Soleano dijo...

Esta Semana Santa pido sobre todo porque todas las hermandades puedan hacer estación de penitencia a la Catedral. El día que pierda la ilusión que desde niño me acerca a mi hermandad de San Lorenzo, creo que sentiré la pena más grande del mundo. Para mi la Semana Santa y aún más el Sábado Santo ha sido un día especial para mí y mi familia, es como una segunda Noche Buena, que en vez de vivir alrededor de una mesa, es vivida en ese camino desde casa de mis padre a la Parroquia, la Estación de penitencia, la emoción del final del recorrido y ese silencioso camino de vuelta y de nuevo cada uno por su camino rezando por volvernos a ver el año próximo.

Devoción y amor de La Palma dijo...

Bella fotografía del Cristo de las Penas de la Estrella. Difícilmente conseguiremos mejor momento en su ininerario de Domingo de Ramos para plasmar espectacular misterio. La Semana Santa que nos transmiten nuestros mayores y una vez superada la difícil etapa de los veinte años, cada vez es recibida como una mayor acumulación de recuerdos. Cuanto mayores nos hacemos más la queremos y con más intensidad la disfrutamos.

el aguaó dijo...

El otro día pasé por la calle Santa Clara, y a la altura del Convento de Santa Ana, en la acera de enfrente, una casa tenía la puerta abierta, y pude observar en el suelo una serie de elementos que anuncian la Semana Mayor hispalense: varales y candelabros de guardabrisas... ya queda menos!

Trianeando por Sevilla con el Penas de la Estrella dijo...

El traslado de las imágenes titulares de la Estrella y sus cultos en Santa Ana son para mí el mejor momento de la Cuaresma, faltan pocos días para que el Cristo de las Penas y La Virgen de la Estrella embriaguen a Sevilla de Triana a la fina manera.

hermanossevillanos dijo...

Grandísimo Jordi, aparte de ser un crack tienes lo mejor que puede tener persona nacida en Sevilla y es ser trianero.
Nosotros conocemos muchísimo a quien para nuestro gusto es de los mejores capataces de Sevilla, D. Manuel Vizcaya, y como empasta las muelas...
Un saludo de los hermanossevillanos.